Washington LawHelpWashington LawHelp

Cómo Trabajar con GALs y Evaluadores de Padres

Por: Northwest Justice Project LSC Funded
Lea esto en:
English

How to work with GALs and Parenting Evaluators (Spanish)

Contents
Descargar Información

Descargar

Información

Introducción

Si usted se encuentra involucrado ya sea en un divorcio, en un caso para determinar la paternidad, o en un caso de custodia por personas que no son los padres, y el otro padre o madre esta en desacuerdo con usted, el juez podría designar un Guardián Ad Litem (GAL, sigla en inglés) o a un Evaluador de las aptitudes de los padres para cuidar y criar hijos.

El GAL puede ser un abogado, un trabajador social, un psicólogo, o un voluntario de la comunidad (Defensor Especial Designado por la Corte o CASA, en inglés). El juez podría asignar a un Evaluador de las aptitudes de los padres para criar y cuidar hijos en vez de un GAL.

El juez decidirá designar a un GAL o a un Evaluador en base a:

  • los recursos económicos de los padres

  • los recursos para evaluaciones/GAL gratuitos o de bajo costo disponibles en su condado

  • las cuestiones específicas de su caso

Ejemplos: El juez podría asignar a su caso a un trabajador social de los Servicios del Juzgado de la Familia como evaluador de padres. El evaluador también podría ser un psicólogo o psiquiatra que ejerce en forma privada. 

Los GALs y los evaluadores de padres privados generalmente cobran por hora por su tiempo. El juez podría ordenar que una de las partes, o ambas, paguen esos honorarios. Si tanto el padre como la madre son de bajos ingresos, el juez puede ordenar que el condado pague por el GAL.  O usted puede presentar una Petición legal para que el juez ordene que no le cobren los honorarios del GAL. Nuestro paquete informativo llamado Su caso de Ley Familiar: si no puede pagar los honorarios del GAL tiene formularios e instrucciones.

Un GAL de CASA es un voluntario. El programa CASA no le cobra a las partes por el tiempo del GAL.

Los Servicios del Juzgado de la Familia cobran honorarios a ambos padres conforme a una escala de descuentos, dependiendo de los ingresos de cada padre.

Independiente de cómo se le pague al GAL o al evaluador, o si se le paga o no, el trabajo del GAL es representar o investigar los intereses de sus hijos en el caso judicial. El juez designa al GAL para que represente el interés superior de los niños, y para defender esos intereses ante el juzgado. Al GAL se le debe hacer notificación formal de todos los documentos legales y avisos de audiencias y, por lo general, debe comparecer a dichas audiencias.

*El GAL no lo representa a usted ni al otro padre o madre. 

El evaluador de padres realiza una investigación de cada padre y de los niños para averiguar qué es lo mejor para los intereses de los niños y hace recomendaciones al juez, pero está menos involucrado en el caso. Un evaluador no representa en realidad los intereses de sus niños. 

Tanto el GAL como el Evaluador de Padres harán recomendaciones sobre:

  • cuál de los padres debería tener la custodia

  • cuántas visitas debería tener el otro padre/madre

  • si el juez debería ordenar a alguno de los padres hacer ciertas otras cosas (tales como un tratamiento de drogadicción) para poder compartir tiempo con los niños

Use esta publicación si usted ya tiene asignado a su caso un GAL o un evaluador de padres. Si usted quisiera saber más acerca de los GALs y evaluadores, incluyendo mayor información sobre las diferencias en sus roles, las reglas que los rigen y cómo conseguir que asignen un GAL o un evaluador a su caso, lea nuestra publicación titulada "Cómo pedir un GAL para casos de disolución matrimonial".

La investigación y el informe del GAL/Evaluador son muy importantes. El juez suele hacer lo que ellos recomiendan.

Puede que usted piense que la investigación es invasiva. Usted podría pensar que es injusto que alguien evalúe sus aptitudes para criar los niños en el momento cuando su familia atraviesa por el trauma de la separación (o violencia familiar). Puede que piense que el GAL/evaluador no comprende lo que es tener recursos económicos limitados. La persona asignada a su caso no tendrá tiempo para llegar a conocer bien a su familia. Él/ella deberá llegar a conclusiones en base a sus propias impresiones y las opiniones de terceros.

Aún así, tomar parte en la evaluación es muy importante, especialmente si usted está representándose a sí mismo y/o no puede pagar para contratar expertos que presenten pruebas en su caso. El informe del GAL o del evaluador de padres es una oportunidad de hacer que el juez tome muy en serio información que usted considera importante. 

Cada GAL y Evaluador es diferente. Esta publicación sugiere algunas cosas generales que usted puede hacer para mejorar las posibilidades de recibir una evaluación favorable. Puede que le resulte difícil o imposible seguir todas estas sugerencias. Tan sólo estar consciente de estas expectativas puede ayudarle a prepararse para esta experiencia. En la siguiente sección, las designaciones de "GAL" y "Evaluador" se refieren a quien sea que el juez asigne para investigar la situación del cuidado y crianza de los niños en su caso.

*Los GALs son "denunciantes obligatorios". La ley estatal requiere al GAL denunciar una familia a las autoridades o al Servicio de Protección de Menores (CPS) cuando el GAL cree que un(a) niño(a) ha sufrido abuso o descuido en alguna familia que el GAL está investigando. 

¿Cómo puedo causar una "buena impresión?"

Trate de ser puntual. Responda rápido.  Cumpla con sus citas. Llegue a la hora. Si debe cancelar, llame al evaluador/GAL lo antes posible. Explique por qué tiene que cambiar la cita. Regrese llamadas y documentación inmediatamente.

Presente una apariencia tranquila. En la entrevista y durante cada llamada telefónica con el evaluador, intente ser cortés y mantenga la calma. Usted puede hacer preguntas y estar en desacuerdo cortésmente con su evaluador, si debe. Trate de no perder la calma, aún si piensa que el evaluador es grosero con usted. El GAL no tendrá mucho tiempo para llegar a conocerle. Puede que se forme una opinión suya en base a sus conversaciones.

No "ataque" ni hable pestes del otro padre/madre ni de otros. Sí informe al GAL/evaluador acerca de los problemas del otro padre/madre, especialmente aquellas cosas que pueden causar (o han causado) daño a los niños, tales como violencia familiar contra usted, o el abuso de los niños.  

  • Simplemente exprese sus inquietudes sobre el otro padre, de la forma más calmada y racional posible. No ataque personalmente al otro padre. 

  • Entregue al evaluador todas las pruebas escritas que tenga. Ejemplos: informes policiales, Órdenes de Protección, y otras cosas así. 

  • Entregue al evaluador los nombres e información de contacto actualizada de testigos que tengan conocimiento directo de las virtudes suyas, y de los problemas del otro padre. Asegúrese de que estos testigos sepan que el evaluador los podría contactar y de que están dispuestos a hablar sobre la situación suya. 

  • Si se lo piden, reúna declaraciones escritas de sus testigos. Pida a sus testigos que sean cooperadores con el GAL/evaluador.

Enfóquese en lo que es bueno para los niños. El trabajo del evaluador/GAL es averiguar lo que es mejor para los intereses de los niños – no lo que sea mejor para los intereses suyos ni los del otro padre. 

Si no comprende algo, pregunte. Si no comprende algo en el proceso de evaluación, pida ayuda. Si debe completar algún cuestionario y está teniendo dificultades, pida ayuda a su defensor en la comunidad, abogado, amistad o pariente. Si el evaluador le pide que haga algo, o le pregunta algo que usted no entiende, pida al evaluador que se lo explique. 

Tenga la cantidad apropiada de contactos con el GAL o evaluador. Usted puede llamarle si tiene alguna pregunta o para proporcionar información nueva. No agobie al GAL llamando todos los días o llegando a su oficina sin cita previa. Cuando el evaluador o GAL escriba su informe, tomará en consideración todos los contactos que tuvo con usted. Trate de respetar el tiempo del GAL. Esto también podría alentar al GAL a respetar el tiempo suyo.

¿Cómo puedo enfrentar cuestiones que pudieran ser importantes para el GAL o el juez?   

Acepte responsabilidad por sus propios problemas. Reconozca sus errores. Generalmente debería admitir problemas que usted tenga desde el principio. En la mayoría de los casos, el evaluador se va a enterar de ellos de todas formas (¡El otro padre probablemente sabe cuáles son!).

Aproveche los recursos para padres. Consiga la ayuda que necesita. Frecuentemente, el evaluador recomendará que uno, o ambos padres, tomen clases sobre la crianza y el cuidado de los hijos. Adelántese. Inscríbase en las clases por cuenta propia. Es posible que encuentre clases gratuitas, o de bajo costo. Pida sugerencias al evaluador. Muchos padres encuentran que recibir orientación para sus hijos y para ellos mismos ayuda durante un caso estresante de ley de la familia, especialmente si los niños han sido testigos de violencia familiar, o han sido abusados. Pregunte a su evaluador acerca de organizaciones que ofrecen orientación o terapia.

Si usted tiene una enfermedad mental, esfuércese por estabilizar lo que padece. Trate de mantenerla estable. El hecho de su enfermedad mental no significa automáticamente que el juez le quitará a sus hijos. Pero usted debería tratar de mantener estable su enfermedad para demostrar que será capaz de cuidar y criar a sus hijos de manera segura y consistente. Si le han recetado medicamentos, tómelos con regularidad. Asista a cualquier orientación o terapia que le haya recomendado un experto. Si tiene un doctor, consejero o defensora que pueda explicar su enfermedad al evaluador y que pueda decir buenas cosas de sus aptitudes de padre/madre y de su estabilidad, haga que esa persona contacte al evaluador. 

En lo posible, trate de mantener vivienda estable. Si se cambia mucho de casa, podría dar la impresión de que no puede ofrecer a los niños un hogar estable (Nota: si usted se está mudando para evitar violencia familiar, dígaselo al evaluador). A veces es necesario mudarse debido a problemas económicos o de otro tipo. Haga lo que pueda para ayudar a los niños a sobrellevar el cambio. Ejemplos: llévelos a orientación o terapia. Pida a sus maestros que les ayuden a prepararse para una escuela nueva.

Asegúrese de que sus hijos estén al día con su atención médica. Si no tiene seguro médico, es posible que pueda conseguir Medicaid para sus hijos o un seguro de salud subsidiado. Aplique en www.wahealthplanfinder.org.

Si puede, trate de participar en la escuela de sus hijos. Haga todo lo posible por que su hijo(a) asista a la escuela de manera regular y puntual. Trate de participar en los eventos escolares de los niños. Trate de ir a los viajes escolares u otros eventos. Asegúrese de asistir a las reuniones de padres y maestros. Si tiene limitaciones para hablar inglés, usted tiene derecho a pedirle a la escuela que le proporcione un intérprete, para que pueda asistir efectivamente a las reuniones de padres y maestros y otros eventos escolares.

Sea cauto/a con nuevas relaciones. Esto podría parecer poco razonable. Sin embargo, su vida está bajo el microscopio en éste momento. Cualquier problema que su novio(a) nuevo tenga, reflejará en usted, especialmente si de alguna manera puede dañar a los niños.

Siga las Reglas

Sea consistente con sus visitas a los niños. Si los niños no viven con usted, pero tiene visitas con ellos, vaya a las visitas de manera consistente – aunque las visitas sean supervisadas y a usted no le guste eso. Sea puntual para recogerlos y cuando los lleve de vuelta. No falte a ninguna visita, a menos que sea absolutamente necesario. Las visitas supervisadas pueden ser caras. Trate de encontrar la forma de pagarlas (Ejemplos: reúna recursos. Pida dinero prestado a su familia. Pida un crédito en la manutención de menores, o trate de encontrar una persona neutral que supervise sin cobrar). Esto demostrará a los niños y al juez su preocupación por sus hijos.

No niegue al otro padre las visitas que han sido ordenadas por el juez sin un muy buen motivo. Si los niños viven con usted y el otro padre tiene derecho a visitas ordenadas por el juez, permita la visita, a menos que tenga un muy buen motivo y Ud. no se lo haya informado al juez previamente. Si debe cancelar una visita debido a una emergencia (ejemplo: el niño(a) está muy enfermo), avise al otro padre lo antes posible. Ofrezca hacer arreglos para otra visita para recuperar la perdida. Si usted cancela la visita del otro padre porque cree que el niño(a) no estará a salvo (ejemplo: el otro padre se presenta y huele como si hubiera estado bebiendo), trate de cambiar el programa de visitas o el plan de crianza de manera legal. Presente una petición legal ante el juez, o trate de obtener una orden de emergencia ex parte que autorice el cambio lo antes posible. No haga las cosas por cuenta propia si puede evitarlo. 

Cumpla con las órdenes del juez. Puede que el juez le haya ordenado hacerse una evaluación de drogas y alcohol, ir a una clase para padres, o recibir tratamiento por conducta violenta. Haga lo que ordene el juez lo antes posible, aunque el otro padre no esté obedeciendo la orden. Sea persistente. Podría tomar varias semanas conseguir una cita. Aunque piense que no tiene el problema que el otro padre afirma que sí tiene, consiga las evaluaciones que recomiende el juez. Esto puede ser frustrante, en especial cuando el juez ordena hacer muchas cosas. Sin embargo, si usted tiene algún problema, como abuso de sustancias, que el juez pudiera pensar interfiere con su labor para cuidar y criar niños, una evaluación o tratamiento es su oportunidad para resolverlo antes que el juez tome la decisión definitiva de la tutela legal. Si usted no tiene el problema que el juez ha ordenado que se evalúe, puede utilizar la información de esa evaluación para comprobarlo.

*El juez y el GAL/evaluador esperan que Ud. obedezca sus órdenes. Es probable que saquen una conclusión negativa de usted si no lo hace.

Reúna Sus Pruebas

  • Sea diligente.  No confíe en que el evaluador reunirá información que le ayude a usted. Haga lo que pueda por conseguir esa información para el evaluador.

  • Reúna testigos.  Tan pronto como sea posible, una vez que sepa quién es el evaluador/GAL, entréguele una lista escrita de nombres, direcciones y números telefónicos de todas las personas que tengan información útil de usted como padre/madre (o sobre los problemas del otro padre).  Estos son sus "testigos".  Los mejores testigos son personas "profesionales" o "neutrales" tales como maestros, consejeros, doctores, personal de la guardería, arrendadores, etc. Los amigos, vecinos, y familiares también sirven. Algunos evaluadores no contactarán a testigos que no tengan una relación profesional con usted o su familia. Asegúrese de informarle a sus testigos que el GAL o evaluador podría comunicarse con ellos. Asegúrese que los testigos estén de acuerdo con esto. Explíquele a sus testigos que deben regresar las llamadas telefónicas del GAL/evaluador inmediatamente (el evaluador podría no tener tiempo para volver a llamar múltiples veces). Si el evaluador no contacta a un testigo que usted piensa tiene cosas importantes que decir, pida al testigo que escriba una declaración, carta o narración que le describa a usted como padre/madre, que sea sobre los problemas del otro padre o sobre los niños. Dé una copia al evaluador y otra al otro padre o su abogado. Presente una copia con el original en el juzgado. Guarde una copia para su propio expediente. Tenga presente: por ley, ambos padres pueden ver el expediente del evaluador. Si usted tiene algún motivo para que el otro padre no tenga acceso al nombre o dirección de uno de sus testigos, debe borrar esa información en todas las copias para la contraparte que le envíe al evaluador. Al evaluador se le puede pasar por alto la seguridad y confidencialidad suya y de otros. Usted es quien debe hacer notar este tipo de cosas al evaluador.

  • Reúna Documentación.  Reúna todas las pruebas documentales que pueda para demostrar que usted es un buen padre/madre, o para respaldar sus aseveraciones sobre la conducta abusiva del otro padre u otros problemas. ¡El evaluador no hará esto por usted! Tenga presente: el otro padre y su abogado tendrán acceso a la totalidad o gran parte de la información que usted entregue al evaluador.

Algunos documentos que pueden ayudar a probar la conducta abusiva/abuso de sustancias/violencia del otro padre son:

  • registros penales

  • informes policiales

  • fichas médicas (suyas, aún si usted no le dijo al doctor que el otro padre le causó las lesiones; también de los niños, si tienen que ver con abuso)

  • fichas de tratamiento por delincuencia sexual del otro padre

  • órdenes de protección, órdenes de no contacto, incluyendo la petición para la orden de protección y cualquier declaración que usted haya usado para obtener la orden (aún si las órdenes han vencido)

  • órdenes de protección u otros registros del juzgado de la familia sobre el abuso del otro padre a otro esposo(a)/pareja u otros niños

  • fotos suyas o de sus niños con moretones o heridas

  • cartas de disculpa u odio que el otro padre le haya escrito a usted

Algunos documentos que pueden ayudar respecto a la crianza por parte suya de los niños:

  • registros de asistencia escolar y calificaciones; registros de la guardería que muestren que usted llevó y retiró a los niños

  • registros médicos que muestren que usted llevó a los niños para que recibieran atención médica

  • certificados de clases para padres, etc.

  • declaraciones de maestros, consejeros, personal de guardería, niñeras, compañeros de trabajo, doctores, vecinos, amigos o familiares sobre sus aptitudes de padre/madre

Ayude a que el evaluador le entienda a usted. Algunos evaluadores tienen poca experiencia con personas diferentes a ellos. Si usted es un refugiado o inmigrante, una persona de color, o es muy diferente cultural o religiosamente del americano blanco promedio, el evaluador podría no entender su cultura. Busque, si es posible, a alguien de su comunidad o iglesia para que hable con el evaluador y le explique algunas de las dinámicas culturales que el evaluador pudiera no entender.

*Ejemplo: En su cultura es común que los padres permitan a los niños quedarse con los abuelos u otros familiares por períodos largos. Podría pedir a alguien de su comunidad que converse con el evaluador sobre eso.

Los profesionales (tales como defensores comunitarios o maestros) son los mejores testigos, pero aún un vecino o amistad  pueden ayudar.

¿Cómo me preparo para la entrevista?

Pida un intérprete (si lo necesita). Usted o una amistad suya puede contactar al evaluador varios días antes de la entrevista, para pedirle al evaluador/GAL que consiga un intérprete para usted. Usted no debiera tener que pagar por un intérprete ASL (lenguaje de señas). Si usted tiene problemas para hablar inglés, podría tener que pagar por su intérprete si es que puede costearlo (los intérpretes cobran entre $25 y $70 por hora). Si el evaluador no le asigna un intérprete, usted podría tener que presentar una petición ante el juez para que le asigne uno gratuito para las entrevistas. El juez podría no aceptar pagar por el intérprete. Si el juez niega su petición, llame a CLEAR al 1-888-201-1014.

Las apariencias son importantes. El evaluador podría querer entrevistarle a usted y a los niños en su hogar. Asegúrese que esté limpia. Si el evaluador va a ver su carro, límpielo también. El evaluador puede querer ver que sus niños tienen una cama donde dormir, juguetes y libros, y ropa limpia. Esto le podría parecer invasivo pero es importante en el proceso de evaluación.

Tenga cuidado con sus acciones y sus palabras. Si los niños están presentes, el evaluador estará observando su interacción con ellos. Los evaluadores a menudo tienen una buena impresión si ven:

  • una disciplina orientada a fijar límites, con suspensión de privilegios y sin zurras o palmadas
  • que habla de manera calmada, sin palabras duras o amenazas

Los niños no debieran andar corriendo descontroladamente por la casa mientras usted conversa con el evaluador. Si es necesario, tómese el tiempo para disciplinarlos. Usted debe estar a cargo de la situación. Los evaluadores también tratan de ver si los niños parecen sentirse cómodos con usted.

No prepare a sus hijos para la entrevista.  El evaluador probablemente entrevistará a sus hijos por su cuenta, si tienen la suficiente edad. Jamás diga a los niños lo que deben responder si el evaluador les hace preguntas. Jamás de a sus hijos ningún detalle del proceso judicial o de los alegatos de los padres uno en contra del otro. Sólo deje saber a los niños que está bien hablar con el evaluador y que el evaluador podría hacerles algunas preguntas.

¿Qué debo hacer después de la entrevista?

Manténgase en contacto con el evaluador.  Contáctelo cada dos semanas más o menos. Pregunte si el evaluador ha tenido dificultades para contactarse con sus testigos, y si él/ella recibió la información que usted le envió.

Pida una copia del informe. A veces el evaluador/GAL no termina el informe temprano. Lo pondrá a su disposición cuando usted se presente a la siguiente audiencia en el juzgado. Usted puede pedir recibir una copia del informe con la mayor anticipación posible antes de la siguiente audiencia. Si es necesario, ofrézcase pasar a buscarlo. Cuanto antes tenga el informe, más tiempo tendrá para preparar una respuesta para la audiencia y para traer otras pruebas al juzgado, si fuese necesario.

Si usted recibe el informe antes de la audiencia, trate de responder por escrito a errores que usted crea que el evaluador haya cometido. Su respuesta generalmente se presenta como una Declaración. Explique con qué está en desacuerdo. Señale discrepancias - si las hay - en el informe. Debe hacer entrega de cualquier respuesta escrita suya a todas las partes, al GAL, y al juzgado (incluyendo una copia del "documento de trabajo" para el juez) antes de la audiencia. El GAL debe entregar el informe al menos 60 días antes del juicio. 

Para audiencias de órdenes provisionales de ley familiar, el investigador a menudo presenta el informe de los Servicios del Juzgado de la Familia el mismo día de la audiencia. Pida al juez más tiempo para leer el informe si es necesario. Si usted piensa que necesita explicar o aclarar algo en el informe para el juez, explique que eso es lo que debe hacer.

Si el investigador presenta su informe con una petición legal o con documentación antes de la audiencia, esté preparado(a) para señalar lo que sea que usted piense que está incorrecto en el informe, o para enfatizar las recomendaciones con las que está de acuerdo. Las recomendaciones del informe no son oficiales hasta que el juez las haya incluido en su orden.

Si usted no está de acuerdo con un informe negativo del GAL, hable con un abogado acerca de qué hacer. Lea nuestra publicación llamada Qué hacer cuando no está de acuerdo con el reporte de un  Guardián Ad Litem (GAL). Si usted es persona de muy bajos ingresos, llame a CLEAR al 1-888-201-1014 de lunes a viernes entre las 9:15 A.M. hasta las 12:15 P.M. Si vive en el Condado de King llame al 211 de lunes a viernes entre las 8 A.M. y las 6 P.M. para información y referencia a un proveedor apropiado de servicios legales.

3106SP

Esta publicación contiene información general sobre sus derechos y responsabilidades.  No es su intención sustituir asesoría legal específica. 
Esta información se actualizó por última vez en mayo de 2016.

© 2016 Northwest Justice Project — 1-888-201-1014.

(Se otorga permiso para su copia y distribución a Alliance for Equal Justice y a individuos sólo para fines no comerciales.)

Última revisión y actualización: Jun 23, 2016