WashingtonLawHelp.orgWashington LawHelp

Si usted es un inquilino que tiene o podría tener el Coronavirus (COVID-19)

Por: Northwest Justice Project LSC Funded
Lea esto en:
English

If you are a renter who has or might have Coronavirus (COVID-19) (Spanish)

Contents

Descargar

Información

 

¿Es una discapacidad la infección del COVID-19?


. De acuerdo con las leyes federales o estatales de derechos civiles, usted tiene una discapacidad si se da una de las siguientes situaciones:

  • Usted tiene un impedimento que limita en gran medida al menos una actividad importante de su vida.

  • Usted tiene un historial de tener tal impedimento.

  • Otras personas creen que usted tiene tal impedimento, incluso si en realidad no lo tiene.

Los síntomas del COVID-19 incluyen trastornos respiratorios, dificultad para respirar, fatiga y problemas digestivos. Afectan su capacidad para cuidarse a sí mismo.

Incluso sin los peores síntomas, la naturaleza contagiosa del COVID-19 afecta importantes actividades de la vida, como trabajar y comunicarse con otras personas.

 

¿Qué es un historial de impedimento?

Esto podría ser si usted se ha recuperado del COVID-19, o estuvo expuesto al virus y está en cuarentena.

 

No entiendo cómo la ley puede cubrirme si otras personas creen que tengo COVID-19.

Un ejemplo de esto es que usted parece estar enfermo y su arrendador trata de desalojarlo porque asume que usted tiene COVID-19. Usted no tiene una discapacidad, pero el arrendador cree que sí la tiene.

 

¿Qué es un ajuste razonable?

Es un cambio en una regla, política, práctica o servicio que puede ser necesario para permitir que una persona con una discapacidad tenga igual oportunidad de usar y disfrutar de vivir en un alquiler.

Si usted tiene una discapacidad, puede pedirle a su arrendador un ajuste (acomodo) para su discapacidad, si ese ajuste le ayudaría a poder permanecer en el alquiler.

 

Tengo COVID-19, alguien en mi hogar lo tiene, o estuve expuesto al virus. ¿Cómo puede ayudarme un ajuste razonable?

Usted podría pedir un ajuste (acomodo) razonable para cualquier síntoma de su condición de COVID-19, o de un miembro de su hogar, que ponga en riesgo su arrendamiento.

Por ejemplo, usted perdió el trabajo debido a la infección de COVID-19. Usted podría pedir un ajuste (acomodo) si no puede pagar la renta u otros cargos relacionados con la vivienda. Esto no le excusa de jamás pagar el alquiler.  Usted podría pedir pagar la renta con retraso sin tener que pagar recargos por atraso o enfrentar un desalojo. O podría pedir un plan de pago.

A continuación hay otros ejemplos de ajustes relacionados con el COVID-19:

  • Tener más tiempo para hacer el trabajo de jardinería u otro mantenimiento del hogar.

  • Tener más tiempo para entregar el papeleo de recertificación.

  • Nombrar a alguien que se encargue de sus asuntos durante su enfermedad.

  • Cambiar la manera en que tiene que pagar su renta, incluyendo pagar por correo.

Use la carta de ejemplo que se anexa a esta hoja informativa.

 

No puedo obtener prueba médica de mi discapacidad en este momento. ¿Necesito entregar esta prueba con mi petición de ajuste razonable?

En estos momentos, los médicos dedican gran parte de su tiempo a los casos urgentes. Puede ser muy difícil obtener algún comprobante de su discapacidad con ellos.

Usted puede obtener una prueba de su discapacidad de cualquier persona que esté en situación de saberlo. Esto podría ser un grupo de apoyo, un trabajador social u otra persona que le conozca.

Si recibe beneficios de discapacidad o de SSI, podría mostrar al arrendador un estado de cuenta de la Seguridad Social que compruebe esto. Hable con un abogado de inmediato para otras ideas sobre cómo probar la discapacidad.

 

¿El arrendador puede rehusar mi pedido de ajuste razonable?

El arrendador tiene que darle lo que usted ha pedido si es necesario para acomodar su discapacidad y no es algo demasiado difícil para el arrendador.

Un arrendador que no le da un ajuste razonable podría estar discriminando contra usted debido a su discapacidad. Hable con un abogado de inmediato.

 

Tengo COVID-19, o el arrendador cree que tengo COVID-19. ¿Puedo ser desalojado?

No. El arrendador no puede pedirle que se mude o tratarlo de alguna otra manera diferente porque usted tiene o pudiera tener una discapacidad. Esto incluye el COVID-19.

  • Ejemplo 1: Usted tiene diabetes. El arrendador no puede segregarle a usted y a otras personas con condiciones de salud crónicas a una sección en particular del edificio para protegerle de exponerse al COVID-19.

  • Ejemplo 2: El arrendador no puede desalojarle porque usted llamó a una ambulancia por una discapacidad, como por el COVID-19.

  • Ejemplo 3: Otro inquilino le escucha toser en su unidad. El arrendador no puede desalojarle solo por presentar síntomas de COVID-19.

 

¿El arrendador puede pedirme alguna prueba que demuestre que no tengo COVID-19?

No. La Ley Federal para la Vivienda Justa prohíbe al arrendador preguntar sobre su discapacidad real o la discapacidad que el arrendador piense que usted pudiera tener. Esto incluye la infección o la exposición a COVID-19.

 

Obtenga Ayuda Legal

  • Fuera del Condado de King, llame al Teléfono Directo de CLEAR al 1-888-201-1014, de lunes a viernes, de 9:15 a. m. a 12:15 p. m. 

  • En el Condado de King, llame al 211 de lunes a viernes, de 8:00 a. m. a 6:00 p. m. El 211 le referirá a un proveedor de asistencia legal.

  • Personas de la tercera edad (de 60 años de edad o más) también pueden llamar a CLEAR*Sr al 1-888-387-7111(en todo el estado)

  • También puede aplicar por internet en CLEAR*Online: nwjustice.org/get-legal-help.

Descargar cartas de muestra

Última revisión y actualización: Apr 16, 2020
YouTube